La economía griega experimentó una contracción del 7,3% en el segundo trimestre respecto al mismo periodo de 2010.

Esta cifra de PIB supone un empeoramiento de cuatro décimas respeto a las estimaciones iniciales, según informó la agencia griega de esttadística, Elstat.

De este modo, la economía griega, que se desplomó un 8,1% en los tres primeros meses del año, acumula cinco trimestres consecutivos en negativo y un total de diez de los once últimos trimestres.

Entre las principales magnitudes del indicador, el consumo final disminuyó un 6,8% respecto al segundo trimestre de 2010, mientras el déficit externo contribuyó positivamente al retroceder un 26,5%.

Las exportaciones descendieron un 1,4%, si bien, las ventas de bienes al exterior aumentaron un 2,2%, mientras las de servicios disminuyeron un 3,8%. A su vez, las importaciones retrocedieron un 7,6%, tras bajar un 7,1% las compras de bienes y un 9,2% las de servicios.