La economía finlandesa entró en recesión en 2008 al sufrir dos caídas trimestrales consecutivas de su Producto Interior Bruto (PIB), según datos oficiales difundidos hoy. La agencia nacional de estadística Tilastokeskus informó hoy de que la economía finlandesa acentuó su deterioro en los tres últimos meses del pasado año, al retroceder un 1,3 por ciento, después de un descenso del 0,3 por ciento en el tercer trimestre. En términos comparativos, el PIB finlandés cayó un 2,4 por ciento entre octubre y diciembre respecto al mismo periodo de 2007, mientras que en el tercer trimestre el retroceso fue del 1,4 por ciento. Sin embargo, en el conjunto de 2008 el producto interior bruto finlandés creció un 0,9 por ciento hasta los 186.000 millones de euros (237.700 millones de dólares). Según Tilastokeskus, la contracción del PIB se debió a la caída de las exportaciones, que se redujeron el 1,1 por ciento en 2008, y a una menor demanda nacional, especialmente durante el último trimestre del año