Reino Unido experimentó en el cuarto trimestre de 2011 una contracción del 0,3%.

Reino Unido experimentó en el cuarto trimestre de 2011 una contracción del 0,3%, lo que representa una caída superior al retroceso del 0,2% anunciado en la primera estimación del dato por parte de la Oficina Nacional de Estadística de Reino Unido.

La producción industrial retrocedió un 1,3%, mientras los servicios bajaron un 0,1% y la construcción restó dos décimas. Por su parte, el consumo de los hogares experimentó un avance del 0,4%, mientras que los salarios aumentaron un 0,9%.

En el conjunto de 2011, el producto interior bruto (PIB) de Reino Unido registró una expansión del 0,7%.