La economía alemana registró un crecimiento del 1,5 %  en el primer trimestre de este año frente al último trimestre de 2010, según los datos adelantados presentados por la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

La economía alemana creció más de lo esperado, destacaron los técnicos de Destatis desde su sede en Wiesbaden, superando así los niveles previos a la crisis financiera internacional de principios de 2008. Este avance se vio potenciado por las inversiones en equipamientos, la construcción y el consumo privado.

Según la Oficina Federal de Estadística, un crecimiento de ese nivel del PIB no se había registrado desde la reunificación del país en 1990.

En la comparación interanual, el incremento del PIB en Alemania en el primer trimestre de 2011 frente al primer trimestre del 2010 fue del 5,2 %, señalaron los expertos de Wiesbaden.

La expansión de las exportaciones e importaciones se mantiene con fuerza, aunque consideran que la aportación exterior al aumento del PIB es menor que la interior.