La deuda de los sectores no financieros de la economía española con bancos y cajas ha superado por primera vez en septiembre los 2,3 billones de euros, en lo que supone el menor incremento, de tan solo un 15%, de todo el año. Según los últimos datos publicados por el Banco de España, lo que deben las empresas, las familias y las administraciones públicas a las entidades financieras alcanzó en septiembre los 2,317 billones de euros, lo que supone un crecimiento del 15,1 por ciento respecto al mismo mes del pasado año. En enero de este año esta cantidad ascendía a 2,119 billones de euros, casi un 19% más que en el mismo periodo del año anterior.