La demanda manifestada ante la próxima subasta de bonos sindicados a 10 años del Tesoro español ya ha recibido una demanda de más de 9.000 millones.

La emisión tendrá un precio en el entorno de midswaps más 225 puntos básicos.