La situación bursátil y la crisis financiera ha provocado un fuerte aumento de la demanda de oro en España, hasta el punto de que ésta se multiplicó por 10 en 2008, según un informe de la empresa española Oro Direct, especializada en la venta de lingotes exentos de IVA, que atribuye este fuerte incremento de la demanda de oro a su cualidad como "valor refugio". Este fenómeno no sólo se ha dado en España. A nivel mundial, la demanda de oro físico para inversión de particulares llegó a 304 toneladas en el último trimestre de 2008, lo que supone un aumento del 400% respecto al mismo periodo de 2007. Este repunte se vio algo compensado por la caída de la demanda de oro en el sector de la joyería (-5,5%) y en la industria (-10,4%). La empresa Oro Direct afirma haber vendido dos toneladas de oro físico durante 2008. De hecho, sostiene que entre septiembre del año pasado y febrero de 2009 ha vendido la misma cantidad de oro que en todo 2008.