La economía de la zona euro registró una contracción del 0,2% en el segundo trimestre del año, frente a la caída del 2,5% de los tres primeros meses de 2009, mientras que en términos interanuales el retroceso de la actividad alcanzó el 4,8%, una décima por debajo del dato anterior, informó la oficina comunitaria de estadísticas, Eurostat.
En el conjunto de la Unión Europea, el PIB retrocedió tres décimas respecto al primer trimestre, mientras que la contracción interanual alcanzó el 4,9%, una décima por encima de la lectura de los tres primeros meses del año.

Durante el segundo trimestre del año, el consumo de los hogares creció una décima en la eurozona, aunque retrocedió en la misma proporción entre los Veintisiete, mientras que las inversiones bajaron un 1,5% y un 2,3%, respectivamente. Por su parte, las exportaciones bajaron un 1,5% en la zona euro y un 1,7% en la UE, mientras que las importaciones bajaron un 2,9% en ambas áreas.

Entre los países de la UE cuyos datos estaban disponibles, Eslovaquia (+2,2%) registró la mayor tasa de crecimiento trimestral, seguida de Eslovenia (+0,7%) y Polonia (+0,5%). Por contra, Lituania (-9,8%) y Estonia (-3,4%) sufrieron las contracciones más acusadas.

Por su parte, en el marco de la zona euro, nueve países registraron caídas trimestrales del PIB entre abril y junio, mientras siete países lograron abandonar la recesión.

En concreto, Finlandia (-2,6%) sufrió la mayor contracción, seguida de España y Países Bajos (-1,1%) y Malta (-0,9%). Por contra, además de Eslovaquia y Eslovania, también lograron salir de la recesión Alemania, Francia, Portugal, Grecia e Irlanda.