El índice que mide la confianza empresarial alemana elaborado por el Instituto IFO subió en junio hasta los 114,5 puntos desde los 114,2 de mayo.


El dato ha sorprendido positivamente a los analistas. Los economistas consultados por Bloomberg esperaban de media una caída del indicador hasta los 113,4 enteros.

El indicador parcial que mide la percepción de la situación económica actual subió hasta los 123,3 puntos desde los 121,4 de mayo, por encima de los 120,8 esperados. Mientras que el indicador sobre las expectativas de futuro se situó en los 106,3 puntos, por debajo de los 107,4 de mayo y los 106,3 previstos por el mercado.