La CNMV ha decidido suspender cautelarmente, con efectos inmediatos, la negociación de Nyesa por concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones.

Recienmente Nyesa cerró un acuerdo con Banco Sabadell para refinanciar 19,5 millones de euros de su deuda con la entidad financiera, lo que supuso una ampliación del plazo de carencia de amortización de esta deuda hasta marzo de 2014.

El cierre de este acuerdo, junto con el alcanzado anteriormente con Caja Vital Kutxa --de 34 millones--, permitía a Nyesa refinanciar 53,5 millones de su deuda en un plazo de tres días.

Nyesa ha sido suspendida de cotización cuando subía un 4,88% hasta los 0,86 euros. La tercera que más subía en el Continuo.

La CNMV no ha detallado cuando podrá volver a cotizar.

Anteriormente, Nyesa estuvo suspendida de cotización entre el 28 de abril y el 4 de mayo. La inmobiliaria informó tras esta suspensión que su junta de accionistas acordó el cese de los anteriores administradores y el nombramiento de otros nuevos, en un nuevo consejo de nueve miembros que representa a diferentes accionistas de la compañía. El nuevo órgano de administración incluye miembros del antiguo consejo de administración, profesionales independientes, empresarios y accionistas, dijo el grupo entonces. En 2010 Nyesa perdió 44 millones de euros y en 2009 el resultado negativo fue de 80,2 millones de euros.