La CNMV ha suspendido la cotización de Martinsa-Fadesa cuando cedía un 24,74 por ciento y cotizaba a 7,30 euros. Esta jornada se publica que está estudiando la posibilidad de acudir a un procedimiento concursal o suspensión de pagos para asegurar el futuro de la empresa y llegar a un nuevo acuerdo de refinanciación con los bancos acreedores. La suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa afectaría a más de 40 entidades bancarias, entre las que están La Caixa y Caja Madrid, con cerca de mil millones de euros de deuda cada uno, y Banco Popular, que cuenta con créditos de unos 400 millones de euros, según el diario ABC. En la sesión del viernes las acciones d ela compañía ya se dejaron otro 33 por ciento.