La medida se ha tomado después de pedir a 9.041 plantas documentos como facturas o albaranes de los equipos.
La Comisión Nacional de Energía ha decidido suspender de forma cautelar el pago de primas a 350 instalaciones fotovoltaicas que no han acreditado la instalación de los equipos necesarios.
 
La decisión ha sido adoptada por el regulador después de pedir a más de 9.000 plantas documentos como facturas, albaranes de los equipos, certificados de instalación, justificantes de final de obra, acreditaciones catastrales y pagos de aduanas.