España saldrá de la recesión y volverá al crecimiento económico entre abril y junio de este año. Pero la subida del IVA aprobada por el Gobierno que comenzará a aplicarse en julio provocará una recaída en territorio negativo durante el tercer trimestre, según las previsiones económicas hechas públicas hoy por la Comisión Europea.
Además, España será la única gran economía de la Unión Europea que se contraiga en 2010. En concreto, retrocederá un 0,6% del PIB, dos décimas menos de lo que Bruselas había pronosticado en noviembre. No obstante, la previsión del Ejecutivo comunitario sigue siendo más pesimista que la del Gobierno, que prevé que la contracción sea sólo del 0,3% del PIB.

En concreto, Bruselas cree que la economía española se contraerá un 0,1% en el primer trimestre, crecerá un 0,1% en el segundo trimestre, pero recaerá entre julio y septiembre (-0,2%. "La subida del IVA prevista para mediados de 2010 se hará notar en el consumo e impactará en el patrón de crecimiento trimestral", afirmó el Ejecutivo comunitario. A finales de año volverá a haber una ligera recuperación (0,1%).

Para el conjunto de la eurozona y para la UE, la Comisión augura un frágil crecimiento del 0,7% del PIB. Francia y Alemania se distanciarán con un crecimiento del 1,2% del PIB, por delante de Países Bajos (0.9%), Italia (0,7%) y Reino Unido (0,6%). El único país de los 7 examinados por Bruselas en estas previsiones intermedias que registrará un crecimiento robusto será Polonia (2,6%).

En cuanto a la inflación, Bruselas considera que en 2010 se mantendrá la estabilidad de precios debido a la débil actividad económica, que contrarrestará los aumentos en los precios de la energía y de las materias primas. La inflación subirá un 1,4% en la UE y un 1,1% en la eurozona, muy por debajo del objetivo del 2% que se marca el Banco Central Europeo (BCE).

España se situará en la media de la zona euro (1,1%) para el conjunto de 2010, aunque a finales de año la inflación llegará hasta el 1,5% debido a la subida del IVA y de los precios de la energía. Tras un importante aumento en 2009, la Comisión prevé que los salarios se moderen en 2010.

El Ejecutivo comunitario prevé para 2010 una contracción menor de la demanda doméstica. "De hecho, las recientes mejoras en la confianza de los consumidores y de la industria apuntan a una recuperación de la demanda doméstica en 2010 más rápida de lo que se había previsto", resalta.

No obstante, "la contención del consumo público, las dificultades para lograr créditos y la desaparición progresiva de los efectos positivos de las ayudas directas a la compra de coches dificultarán la recuperación", indica Bruselas.

Las exportaciones crecerán durante los próximos trimestres a mayor ritmo que el previsto en otoño gracias a la mejora en la demanda mundial. No obstante, la menor caída de las importaciones debido al aumento de la demanda doméstica provocará que la contribución del sector exterior al crecimiento del PIB sea menor.