La Comisión Europea ha reiterado este martes su respaldo a la emisión conjunta de deuda por parte de los países de la eurozona -eurobonos-, aunque ha descartado que esta medida sea la "solución inmediata" a la crisis de deuda.

"Continuamos pensando que los eurobonos son un elemento importante para garantizar la estabilidad financiera de la eurozona, pero no son una solución inmediata a los problemas a los que nos enfrentamos hoy", declaró el portavoz de Asuntos Económicos, Olivier Bailly.

El Ejecutivo comunitario ya presentó en noviembre de 2011 tres opciones para la emisión de eurobonos, pero el debate apenas ha avanzado debido a la negativa de Alemania.

"Si mañana en el Consejo Europeo hay una discusión sobre esto, lo celebraremos. Nosotros hemos sido muy ambiciosos", ha destacado.