El Senado alemán aprobó el viernes una ley que busca permitir, como último recurso, la nacionalización forzosa de los bancos durante un tiempo determinado, en un intento de rescatar a la entidad hipotecaria Hypo Real Estate Holding. La cámara alta del Parlamento alemán, que representa a los 16 estados federados del país, podía aprobar la ley o enviarla a una comisión de conciliación, lo que habría retrasado el proceso.  El gobierno pretende hacerse con el control de Hypo RE en abril. La moción para la nacionalización obligatoria del banco deberá presentarse antes del 30 de junio y entrará en vigor antes del 31 de octubre.

La ley está pensada para ayudar al gobierno a hacerse con el control de Hypo RE, en el que se hizo con una participación inicial del 8,7% la pasada semana, como primer paso para recapitalizar el grupo. Hypo RE ya ha recibido EUR102.000 millones en créditos y avales estatales.

El Gobierno alemán desea hacerse con una participación de control en Hypo RE superior al 90%.