El nuevo presidente de la Caja del Mediterráneo (CAM), Modesto Crespo, mostró hoy su rechazo a las fusiones entre cajas de la Comunidad Valenciana, porque, según dijo, "dos entidades tan importantes como Bancaja y CAM, que son la tercera y la cuarta del país, tienen más recorrido que una fusión entre ellas", y "más posibilidades de crecer". El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, recibió hoy en audiencia a Crespo, después de que ayer el Consejo de Administración de Caja Mediterráneo le eligiera por unanimidad, en sesión extraordinaria, como presidente de la entidad financiera en sustitución de Vicente Sala, quien estuvo al frente de la caja durante 11 años.