El consejo de administración de Caja Mediterráneo ha tomado esta decisión tras fracasar la fusión para crear el Banco Base.

La caja alicantina ha informado de esta operación a la CNMV, También han decidido materializarse en banco para poder acogerse a las ayudas. Con esta cantidad, 2.800 millones, esperan superar los test de estrés a los que van a ser sometidas las entidades españolas.

La CAM se convertirá tras esta ayuda en la entidad que más ayudas ha recibido de las arcas públicas. Desde la el consejo de administración de la caja aseguran que esta inyección de dinero les permitirá superar el 10% de capital básico.