La banca mediana española deberá mejorar la remuneración de los depósitos para mantener su nivel de financiación después de que el Banco Central Europeo (BCE) acordara hoy la retirada de la 'barra libre' de liquidez de acuerdo a su decisión de replegar las medidas extraordinarias para luchar contra la crisis. Según analistas consultados por Europa Press, las entidades medianas españolas tendrán menos facilidad para acceder a la liquidez cuando el instituto emisor europeo lleve a cabo la última subasta con vencimiento a un año el próximo 17 de diciembre, por lo que deberán centrarse en la obtención de recursos de clientes.