La decisión del BCE de comprar deuda soberana y la bajada de la prima de riesgo debería repercutir en una rebaja del precio de los préstamos a las familias y de los costes bancarios; desde mayo las principales comisiones bancarias han aumentado de manera desmesurada y vergonzosa, hasta en un 14’28%.

El imparable ascenso que, hasta este lunes ha venido experimentado la prima de riesgo española en las últimas semanas no ha tardado en trasladarse a los bolsillos de los consumidores. Según publica el Banco de España en su boletín económico correspondiente al segundo trimestre de 2011, las turbulencias en los mercados de deuda han ‘obligado’ a las entidades financieras a cargar una parte del coste de obtención de fondos a los tipos de interés en los préstamos que conceden a las familias. En definitiva: ha subido el precio del dinero, lo que dificulta todavía más el acceso a la financiación, ya que la Banca ya está cobrando más por ‘prestar’ dinero.

La continua subida del diferencial de la prima de riesgo española –que mide las dificultades del Estado para hacer frente a sus compromisos con los acreedores- ha dificultado a los bancos el acceso a la financiación. Y estos han cargado dichos problemas, en parte, en los bolsillos de sus clientes cobrándoles más por prestarles dinero.

El Banco de España, en su Boletín Económico correspondiente al segundo trimestre del año, señala que las tensiones en los mercados financieros se tradujeron en un aumento en los costes de financiación de las entidades bancarias, que se trasladó, al menos parcialmente, a los tipos de interés de los préstamos concedidos a empresas y hogares, prolongando la trayectoria ascendente que se había iniciado a principios de 2011.

El coste de financiación de las nuevas operaciones de crédito a los hogares ha aumentado en los últimos meses en torno a los 31 puntos básicos en los préstamos para la adquisición de vivienda, y en 9 puntos básicos en los destinados a consumo y otros fines.

Escandalosa subida de las comisiones bancarias

A estos datos hay que añadir la vergonzosa, abusiva e injustificable subida de las principales comisiones bancarias desde mayo de 2011. Algunas, como el mero hecho de mantener una cuenta, superan un crecimiento del 11%, el estudio de crédito hipotecario el 12% o la disposición en cajeros de la propia red por tarjetas de débito, en un 14’28%.



El BCE compra deuda. ¿Lo notarán los consumidores?

Esta mañana el Banco Central Europeo ha comenzado a comprar deuda soberana de España, lo que ha permitido que la prima de riesgo haya descendido por debajo de los 300 puntos básicos. La compra de bonos españoles e italianos por parte del BCE ha provocado que el rendimiento que tiene que ofrecer el bono español a diez años para que los inversores lo compren en lugar del alemán caiga hasta el 5,3%, -el viernes cerró en el 6,05%-.

Esta decisión debe traducirse inmediatamente en una rebaja del precio de los préstamos a las familias y de las comisiones bancarias, puesto que los bancos no tendrán ya esas supuestas ‘dificultades’ para acceder a la financiación. De otra forma estaría produciéndose un nuevo y flagrante abuso por parte de la Banca, que parece afanarse en que todos sus gastos ordinarios puedan llegar a cubrirse con los ingresos de las comisiones, haciendo pagar a los consumidores por una crisis económica de la que las entidades bancarias son las principales culpables.