Jinan Iron and Steel, el principal fabricante chino de chapas para construcción naval, tuvo un beneficio neto de 780,6 millones de yuanes (90 millones de euros, 114 millones de dólares) en el 2008, el 60,13 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior, a causa de la crisis mundial. El beneficio por acción de la firma de la provincia de Shandong (este) cayeron el año pasado hasta los 0,55 yuanes (0,06 euros, 0,08 dólares) desde los 1,45 yuanes por acción (0,16 euros, 0,21 dólares) registrados en el 2007, señaló la acería en un comunicado a la Bolsa de Shanghai, citado hoy por el diario "Shanghai Daily". Jinan culpó de sus malos resultados a la crisis financiera, ya que provocó una "contracción drástica" de la demanda nacional e internacional de acero en el 2008, lo que llevó un aumento de sus reservas sin comercializar, que se sumó a la caída de los precios del acero en todo el mundo.