La firma de capital privado Kohlberg Kravis Roberts & Co  ha alcanzado un acuerdo para fusionarse con su filial europea KKR Private Equity Investors (KPE), lo que supone un paso adelante en los planes de debutar en Bolsa de la entidad. El acuerdo revisado contó con el respaldo unánime del consejo de KPE y contempla que la filial europea controlará alrededor del 30% del capital del negocio combinado, mientras KKR controlará el 70% restante.    En concreto, KKR adquirirá todos los activos y acciones de KPE, que a cambio recibirá acciones del negocio combinado. La transacción no supondrá el pago de ninguna cantidad en metálico ni la emisión de nuevos títulos. KPE continuará cotizando en la Bolsa de Amsterdam.