Según ha comunicado el responsable del negocio retail de JPMorgan Chase & Co (JPM), la entidad financiera planea un agresivo crecimiento durante los próximos cinco años en su banca minorista y banca privada, incluso si esto supone un coste de 1,000 millones de dólares debido a la nueva normativa regulatoria. 

Por su lado, Charlie Scharf, el CEO de los servicios financieros, ha descartado cualquier posibilidad de alguna adquisición, al menos por el momento, lo que apunta a que dicho crecimiento tendrá lugar a través de la apertura de nuevas oficinas. De hecho se espera que JPMorgan inaugure la apertura de 1,000 nuevas oficinas durante los próximos tres años. Otros rumores apuntan a que se podrían añadir otras 2,000 oficinas durante los cinco años siguientes, según ha comentado Scharf durante las últimas horas.

El tercer mayor banco de EEUU por activos domésticos ha confirmado que su objetivo de crecimiento se centrará principalmente en California y Florida. A fecha de 30 de septiembre, JPMorgan tenía 5,172 oficinas nacionales, según la Reserva Federal; lo que le sitúa en tercer lugar tras Wells Fargo (WFC) con casi 6,500 y Bank of America (BAC) que casi alcanza las 6,000.