Jazztel ha logrado un beneficio neto de 0,8 millones de euros, frente a las pérdidas de 16,1 millones del mismo periodo del año anterior, lo que supone entrar en terreno positivo por primera vez en su historia gracias a la evolución del negocio operativo y a la reducción de los intereses financieros, informó hoy la compañía.
El operador, que sumó 76.054 nuevos clientes en el último trimestre, precisó que el beneficio neto no incluye la capitalización de créditos fiscales u otros resultados extraordinarios relevantes.

La firma presidida por Leopoldo Fernández Pujals incrementó un 40% los ingresos durante el trimestre, hasta los 149,5 millones de euros, gracias principalmente a la división minorista, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en los 21,1 millones, con un margen sobre ventas del 14%, por encima del 7% del mismo periodo de 2009 y del objetivo del 13% marcado para el conjunto del ejercicio.

El grupo ha incrementado un 59% su base de clientes contratados hasta los 756.858 usuarios y situó su cuota de mercado en banda ancha el 7,3%, según los datos publicados por la CMT hasta mayo. La operadora espera cerrar el 2010 con una base de entre 820.000 y 840.000 clientes.

En este sentido, Jazztel subrayó que los servicio activos de factura única sobre su propia red --servicio clave para la compañía al ofrecer mayor margen-- crecieron en 82.576 nuevos servicios, 72.048 de los cuales son servicios activos de ADSL con factura única, lo que supone que un 92% de los clientes de ADSL totales.

INVERSIONES EN NUEVAS TECNOLOGÍAS

Las inversiones del operador ascendieron a los 31,7 millones de euros, frente a los 10,9 millones del mismo periodo de 2009 y los 20,8 millones del trimestre anterior, debido al proyecto Network 2010.

En concreto, la firma ha reforzado la capacidad de conmutación y ha acelerado el despliegue de nuevos puertos de acceso multiservicio en las centrales desagregadas alcanzado una cobertura del 60% de la red de acceso de la compañía, frente a un objetivo de 80% para finales de año.

Estas inversiones permiten a la compañía hacer frente al incremento del consumo de datos por parte de los usuarios, mantener elevados ritmos de crecimiento y lanzar de nuevos productos sobre tecnología VDSL2, explicó el operador.

Por su parte, la liquidez del grupo a finales de junio ascendía a 50,7 millones de euros, lo que incluye 3,3 millones de euros de caja restringida, frente a 58,5 millones de finales de 2009 y los 63,7 millones de euros del primer trimestre del ejercicio.

Jazztel explicó que la disminución de esta cifra se debe al pago anual de los intereses de la deuda de la compañía, unos 11,2 millones de euros, que se realizó el pasado mes de abril.