El Producto Interior Bruto de Japón creció un 6% a ritmo anual entre julio y septiembre, en su primer incremento en cuatro trimestres.

Respecto al trimestre precedente, el PIB aumentó un 1,5 por ciento en términos reales, según los datos preliminares difundidos hoy por el Gabinete.

El dato entre julio y septiembre, segundo trimestre del año fiscal, que concluye en marzo de 2012, se produce después de tres trimestres de contracción y refleja una recuperación tras el revés que supuso el devastador terremoto del pasado 11 de marzo.

El consumo privado, que representa un 60 por ciento de PIB de Japón, creció un 1 por ciento en términos reales.

Pese a la mejora de la economía entre julio y septiembre, el secretario de Estado de Política Económica y Fiscal, Motohisa Furukawa, advirtió de que la situación todavía es difícil a causa de la fortaleza del yen, que perjudica a los exportadores, motor de la economía japonesa.