El gobierno japonés se hizo con 1.100 millones de euros en bonos emitidos por el fondo de rescate de los países de la zona euro. ¿El objetivo? Financiar el primer desembolso del plan de asistencia a Portugal.

La cantidad representa cerca del 20% de los bonos de ayuda a Portugal colocados este miércoles por el EFSF, por un valor de 5.000 millones de euros, a diez años y un interés del 3,49 por ciento, según informa la agencia Kyodo. El pasado enero, Japón adquirió un porcentaje similar de los bonos por 5.000 millones de euros emitidos entonces por el EFSF para respaldar el rescate de Irlanda.

Portugal solicitó asistencia financiera de la Unión Europea en abril, después de que su Parlamento rechazara las medidas de austeridad presupuestaria presentadas por el Gobierno.