Japón presentará en la cumbre del G20 de Londres nuevas medidas para estimular a las economías emergentes a través de las instituciones financieras internacionales, informó hoy un portavoz del Ministerio nipón de Exteriores. El primer ministro japonés, Taro Aso, llegará a Londres con nuevos planes para aumentar los fondos de ayuda a las economías asiáticas y pedirá que se provea liquidez a las economías emergentes latinoamericanas y africanas. Asimismo, la delegación nipona concluirá el acuerdo, firmado en febrero, para aportar 100.000 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) y debatirá, según fuentes gubernamentales, la expansión de los fondos de la institución destinados a préstamos. "Aún no tenemos definido un objetivo, pero lo discutiremos con nuestros socios", aseguró en una rueda de prensa el portavoz oficial, que añadió que el dinero estará orientado a apoyar la recuperación de países en desarrollo afectados por la crisis. Según el diario económico Nikkei, Japón podría proponer triplicar el dinero que el FMI destina a préstamos, desde los actuales 250.000 millones de dólares hasta los 750.000 millones de dólares.