Ipar Kutxa obtuvo en el primer trimestre un beneficio bruto de casi cuatro millones de euros, un 0,11 por ciento más que en la misma fecha del ejercicio anterior. El resultado después de impuestos fue de 3,16 millones, con un incremento del 0,55 por ciento sobre marzo de 2009, que los responsables de la entidad consideran "satisfactorio" en el marco de la coyuntura por la que atraviesa el sector financiero.En un comunicado, la entidad de ahorro indicó que su actividad típicamente bancaria creció en un 4,35 por ciento, hasta alcanzar la cifra de 4.758 millones de euros, con un notable crecimiento en cuanto a recursos gestionados del sector privado, que alcanzan los 2.237 millones, ligeramente por encima del 10 por ciento del montante registrado hace un año.