Inverland Dulce ha renunciado a su puesto en el consejo de Administración de La Seda, cargo ocupado por Carlos Gila tras finalizar la ampliación de capital de la compañía, según han informado a Europa Press fuentes de la empresa química.
Gila no será sustituido en el consejo porque se contrató a Inverland Dulce para la ampliación de capital, y ahora que ésta ya se ha producido, ha finalizado la presencia de la empresa en el consejo.

La compañía aprobó el pasado 17 de diciembre de 2009 la ampliación del capital de la compañía en 300 millones de euros, que ha seguido dos tramos: uno dirigido a la conversión de la deuda bancaria en capital y otro dirigido a la obtención de fondos. El proceso se completó el 10 de agosto.