ING Group anunció hoy que recortará 800 empleos durante los próximos tres años como consecuencia de la unificación de sus marcas de seguros en Holanda, una operación con la que ahorrará 100 millones de euros anuales antes de impuestos a partir de 2013.
El grupo espera que estos recortes se realicen a partir de bajas naturales, recolocaciones internas, y de la paralización temporal de los contratos y se comprometió a negociar convenientemente con los sindicatos y comités de empresa de los trabajadores afectados.

La entidad precisa que fusionará Nationale-Nederlanden, RVS e ING Verzekeren Retail en una nueva aseguradora que llevará como nombre Nationale-Nederlanden.

Las operaciones de reestructuración y de unificación de las tres marcas tendrán un coste aproximado de 165 millones de euros durante los cuatro primeros años.

La decisión está en linea de la estrategia del banco de "simplificar la organización, reducir costes y mejorar el objetivo al cliente", aseguró el banco.

La nueva aseguradora contará con tres unidades de negocios dedicadas al sector minorista, a empresas de pequeño y medio tamaño y a clientes corporativos.

"Ahora es el momento de adaptar nuestras operaciones de seguros en Holanda al cambiante entorno de mercado y posicionarlas para el futuro", destacó el consejero delegado de ING, Jan Hommen.

Hommen aseguró que a través de la reorganización se crearán unidades de negocio especializadas que mejorarán el servicio a los cerca de cinco millones de clientes de seguros con los que cuenta en grupo en Holanda.