España está prácticamente 'quebrada' a tenor de la curva invertida que están a punto de dibujar las rentabilidades del bono a cinco y diez años. Aún así, prima la contención en este cierre de mercado bañado en pérdidas. Es la tónica de un lunes negro para la economía española, marcada una jornada más por la escalada imparable de la prima de riesgo que ha rozado la cota histórica de los 640 puntos básicos, con el bono español a diez años en el 7,5% de rentabilidad exigida. La CNMV ha tomado partido y ha prohibido por segunda vez en lo que va de año las posiciones cortas, extendiendo eso sí el veto a todos los valores del selectivo. El Ibex 35 aguanta el soporte de los 6.000 puntos, a pesar de la hecatombe y cierra con una caída del 1,10 %. Nada para lo que podía haber sido.  

Segunda jornada de tensión extrema en los mercados español y europeo y los reguladores han decidido entrar en escena ante la 'inacción' -como repiten hasta la extenuación nuestros políticos- del Banco Central Europeo. La CNMV ha decidido prohibir las posiciones cortas para todos los valores de la bolsa española dado que "la situación de extrema volatilidad que atraviesan los mercados de valores europeos, podría perturbar su ordenado funcionamiento y afectar al normal desenvolvimiento de la actividad financiera", reza el comunicado enviado por la Comisión Nacional de Valores. La prohibición estará vigente desde hoy hasta el 23 de octubre, inclusive. 

En el caso del regulador italiano (Consob) ha anunciado la prohibición nuevamente de las posiciones cortas únicamente sobre el sector financiero y el asegurador, por las actuales condiciones del mercado. La prohibición tendrá efecto inmediato y durará hasta el próximo 27 de julio. Esta mañana los bancos transalpinos estuvieron suspendidos de cotización durante un breve espacio temporal debido a la alta volatilidad.

La situación en el mercado de deuda es extrema por dos variables. La prima de riesgo escala y ha llegado a colocarse en los 640 puntos básicos. A cierre del mercado se contiene hasta los 629 pb. Y, por su parte, el mercado de bonos muestra una realidad cruda, crudísima. La rentabilidad exigida para el bono a cinco años se coloca en el 7,41%, mientras que el bono a diez años se mantiene en el 7,49%. Escala, además, un 13,6% el coste de financiación para el bono a dos años hasta el 6,53% de rentabilidad. No hay confianza en nuestro país. Eso es evidente.

PRIMA DE RIESGO 23 JULIO (FUENTE: INFOBOLSA)


¿Y qué hace el Ibex 35? El selectivo nacional ha recibido ayuda 'divina' desde el regulador del mercado y ha terminado la sesión conteniendo unas pérdidas que iban camino del -5,82% del pasado viernes. Finalmente, el Ibex cierra en los .6,177 puntos, con unas pérdidas del 1,1 %.

Bankiavuelve a destacar por su volatilidad extrema. Cierra el lunes a la cabeza del selectivo con unas ganancias del7,61. % hasta los 66 céntimos. La banca asimismo vuelve a terreno positivo. Lo hace por delante la banca mediana como es el caso del Banco Sabadell con un repunte del 2,96%  % y de Caixabank , arriba 3,87%.

Los grandes valores, BBVA y Santander se han dado la vuelta al cierre de la sesión y suman 0,26% y 0,,95%, respectivamente.

Las constructoras vuelven a ser los valores más castigados de nuestro selectivo.  “Es evidente que hay muchos Hedge Funds apostando por caídas fuertes en estas compañías e incluso desde algunos miembros del Consejo de Administración así ha sido reconocido. Todo el sector infraestructuras que no tiene exposición al exterior está muy penalizado. Por ejemplo, ACS está muy tocada ya que la contratación de obra pública se ha hundido porque no hay dinero”, asegura Miguel Méndez, director de Big Deal Capital.

ACS y FCC se colocan a la cola del selectivo con pérdidas superiores al 3,5%. IAG, es el valor que más se deja en este lunes negro, cediendo un 4,08%, seguido de Gamesa, con unas pérdidas del 3,77%. 

En Europa, las pérdidas se han cebado con el selectivo germano donde el Dax Xetra retrocede del orden del 3%, el Eurostoxx 50 se deja otro 2,3%, mientras que el Cac parisino pierde un 2,6% al cierre. Todas las miradas se centran en la bolsa milanesa por esa prohibición de cortos sobre los financieros y aseguras. Hoy el MIB pierde un 2,76%. 

Wall Street, arrastrada por la incertidumbre europea, registra pérdidas superiores al punto porcentual en todos sus índices. En terreno de divisas, el par euro/dólar pierde fuelle y cae hasta el nivel del 1,200. Mientras que la onza de oro recorta posiciones una jornada más y se coloca en los 1.578 dólares.