El Ibex 35 abre este martes con subidas del 0,29% en los 9.225 puntos, tras las caídas de ayer. Los mercados siguen pendientes de la desacelación mundial, tras recibir el varapalo de rebaja de expectativas del Fondo Monetario Internacional; de China y su moneda que constatan el daño que le está produciendo la Guerra comercial con EEUU y de Italia sobre la que se acentúan las dudas. Europa se zafa de las pérdidas, el euro baja y el crudo vuelve a subir.

 

El Ibex 35 hoy logra el rebote cerca de mínimos anuales

El IBEX 35 abre con ascensos del 0,29% en los 9.225 puntos, después de perder ayer los 9.200 puntos . Protagonista hoy el sector bancario después de que ayer las entidades  con mayor exposición al país carioca, que ayer vio a su principal índice el Bovespa (+4%) y su divisa rebotar tras el resultado de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, impulsasen las subidas.

A la cabeza del selectivo se coloca ArcelorMittal(1,33%) yCaixabank. La entidad es el segundo valor que mejor se comporta con repuntes del 0,81% después de que Fitch haya mejorado su, hasta BBB+, y los analistas de Credit Suisse han incluido al banco en su lista de valores europeos favoritos. La firma suiza ha elevado su potencial hasta los 4,50 euros por acción.

Repsol (1,25%), es el tercer valor que tira de la tabla, animado por el repunte en los precios del petróleo.

Minutos después de empezar a cotizar, la parte de la alta de la tabla cambió y Caixabank le cede su posición en los acensos a Acerinox. Así las cosas, ArcelorMittal, Repsol y Acerinox son los valores que más aumentan su cotización, en un día protagonizado por los daños de la desaceleración de China ante la Guerra Comercial y la incertidumbre en el mercado del crudo.

BBVA sube cerca de medio punto tras conocerse que sus sindicatos pactan que hasta el 25% de la plantilla pueda trabajar por la tarde. También avanza con subidas del 1% ACS después de publicarse que busca aliados para invertir 10.500 millones en parques eólicos flotantes (Cinco Días)

En la parte baja de la tabla, el farolillo rojo en la apertura es Cellnex, que se deja un -0,43%, seguido por Grifols que cae un -0,17 y continúa siendo castigado por las dudas sobre sus expectativas de negocio y Viscofan, que pierde un 0,16%.

Los inversores castigan también a Amadeus, a pesar de que Barclays haya subido su precio objetivo a 65 euros desde 58 euros anteriores.Por su parte, la hotelera NH ha asegurado a Reuters que Hesperia tiene previsto vender a Minor su 8,3% en la cadena hotelera.

En el mercado de deuda el bono a diez años  mantiene una rentabilidad en el entorno  del 1,59, mientras que la prima de riesgo se sitúa en el entorno de los 105 puntos básicos, en una jornada en la que el Tesoro subastará letras a 6 y 12 meses (objetivo: 4.500 mlns euros).

En el mercado del crudo remonta y se coloca en torno a los 84 dólares, mientras en el de divisas el euro continuo debilitándose frente al dólar.

El resto de selectivos europeos que seguían en la apertura  la tendencia del resto de Bolsas mundiales sumándose a los descensos desanimados por la rebaja de previsiones de crecimiento del Fondo Monetario Internacional, concentrados en la desaceleración de China y las incertidumbres sobre la fiabilidad del gobierno Italiano, se dan la vuelta.

Minutos después de sonar la campana, los selectivos en Europa se desligan del lastre del descenso en las exportaciones alemanas que Berlín publicaba a primera hora, y cotizan con ascensos que rondan el 0,25% para el Eurostoxx 50.

Desde Link Securities se espera que vuelva la calma a los mercados de valores europeos en la sesión de este martes. Según sus analistas, la atención seguirá monopolizada por Italia y su gobierno populista, y por la respuesta que a las manifestaciones de sus líderes lleguen hoy desde la CE y del resto de sus socios en la región. "Insistimos en la relevancia de este tema, el cual puede convertirse en un factor de gran inestabilidad para los mercados de la región del euro de persistir la actitud de enfrentamiento frontal que parece haber adoptado como estrategia el populismo italiano. De momento, y como hemos señalado, el contagio se ha limitado a las bolsas. Si se termina trasladando a los mercados de bonos hará saltar muchas alarmas entre los inversores de la región.