IAG registró unos beneficios después de impuestos de 555 millones de euros en 2011, lo que supone más de cinco veces la cifra obtenida un año antes, que ascendía a 100 millones de euros.

La cifra de negocio del holding Iberia-British Airways se disparó hasta los 16.339 millones de euros, un 10,4% más respecto al año anterior, cuando facturó 14.798 millones de euros.

IAG superó las dificultades por el encarecimiento del combustible.

El consejero delegado del grupo, Willie Walsh, se mostró satisfecho de los resultados, aunque reconoció que Iberia está expuesta a la incertidumbre financiera en un mercado muy competitivo y subrayó que su "desafío" sigue siendo aumentar su competitividad debido a que cuenta con una estructura de costes elevados y a "prácticas laborales desfasadas".

"El lanzamiento de Iberia Express a finales de marzo, junto con la reestructuración de la red y su 'hub', permitirá a Iberia llegar a ser una compañía con mayor enfoque al cliente y más efectiva en términos de costes", explicó.

Iberia ha cancelado hoy 131 vuelos, el 38 % de los programados, por una nueva jornada de huelga de los pilotos de la compañía en contra de la creación de dicha filial de bajo coste.