El grupo alimentario SOS ha denunciado a los hermanos Jesús y Jaime Salazar, ex ejecutivos de la compañía, ante la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada y la Unidad de Lavado de Dinero de la Procuraduría General de la República (PGR), según publica hoy 'El Sol de Córdoba'. El diario mexicano señala en su edición 'on line' sin citar fuentes que la denuncia se ha interpuesto por "realizar transferencias de fondos de Europa a México para la compra de billetes de depósito en beneficio de la empresa Industrias de Córdoba, propiedad de los Salazar Bello", lo que "pudo afectar al patrimonio del consorcio alimentario".