Grupo San José reacciona con caídas cercanas al 3% en el mercado continuo al accidente del hotel Ritz de Madrid, donde murió este martes un operario. La constructora es la responsable de la reforma del emblemático hotel madrileño gracias a la adjudicación por parte de los propietarios del establecimiento el grupo chino Mandarin Oriental Group y el fondo saudí Olayan.

El derrumbe del hotel Ritz ha causado, además, once heridos. Los bomberos rescataron a tres trabajadores de la obra atrapados en los escombros. Técnicos de la compañía gallega y del Ayuntamiento de Madrid trabajan para esclarecer los motivos del accidente que todavía se desconoce y en el que un juez ya abrió diligencias en la tarde del martes.

Cartel de Grupo San José en las obras del hotel Ritz.

La constructora Grupo San José ingresará 99 millones de euros con la reforma del hotel Ritz, en la que se recuperará la cubierta de cristal original, se ampliarán las habitaciones y además se construirá un gimnasio y un spa. Este importe supone un 14,5% de los ingresos que tuvo el grupo constructor en el año 2017.

En el primer semestre, la compañía que dirige Jacinto Rey obtuvo un beneficio de 12,1 millones, un 54,1% más respecto al mismo período del año anterior. Grupo San José apuntó que el resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en los 20,4 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 0,1% con respecto al primer semestre de 2017 y la cifra de negocios se redujo un 0,7 % en el primer semestre del año, hasta los 329,9 millones de euros. Destaca asimismo que más del 50% de los ingresos obtenidos provienen de mercados internacionales.

En la sesión de este miércoles San José cotiza en los 5,5 euros por acción, y pese a las correcciones de la sesión acumula un avance anual del 55%, máximos desde el año 2011. Los inversores también aprovechan la jornada para recoger beneficios tras la espectacular subida del 33% que protagoniza en el mes de septiembre.

De hecho, en la sesión de este martes San José rompía resistencias de medio plazo y la siguiente resistencia se sitúa en los 5,87 euros por acción, mientras que el soporte de medio plazo está en los 3,75 euros y el soporte de largo plazo en los 3,47 euros.