El ex presidente de la Reserva Federal estadounidense Alan Greenspan estima que la crisis financiera del verano boreal fue 'un accidente que debía producirse' y que si el hundimiento del mercado hipotecario de riesgo (subprime) no hubiera sido el detonante, otra causa habría tenido los mismos efectos. A su juicio, "si no hubiera sido los subprime, la crisis habría irrumpido en otro sector". Palabras del ex presidente de la FED en un discurso pronunciado al margen de las reuniones del otoño del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial en Washington.