Expondremos ejemplos de grandes valores europeos que a cierre de junio dejaron pautas en sus velas trimestrales potencialmente problemáticas.

Este tipo de pautas suelen ser más poderosas que las mensuales, ya que al englobar tres meses se reduce el ruido:

1) ENAGAS:

Pauta trimestral dejando mucho terreno desde máximos, los cuales se vienen a producir en los máximos de los anteriores trimestres, viniendo a exponer de nuevo presión vendedora en la zona de 26 euros:

2) INDITEX:

El valor repite también en este listado, dejando una pauta trimestral con una importante mecha superior, síntoma de presión vendedora en 37 euros:

3) SACYR:

Potencialmente peligroso su cierre trimestral dejando una importante resistencia en 2,8 euros y perdiendo el paso de la directriz alcista desde los mínimos de 2016:

4) DAIMLER:

Cierre trimestral con tintes envolventes que a su vez rompen con la directriz alcista desde los mínimos de 2016. La situación en el largo plazo es peligrosa por los precedentes de pérdida de tendencia alcista principal acaecidos el año pasado:

5) DEUTSCHE TELEKOM:

Cierre trimestral negativo, tras un infructuoso intento de romper el rango de los ocho trimestres anteriores. Deja así un importante terreno desde los máximos marcados en 18,25 euros, haciendo necesario su control en el medio plazo, ya que la directriz alcista desde los mínimos de 2013 amenaza perderse:

6) ENI:

Como INDITEX, repite también en el listado de cierres trimestrales. Aquí se aprecia de forma más clara el potencial peligro en el largo plazo. Junio cierra un segundo trimestre de año completando una pauta de tres trimestres desde niveles de resistencia en 15,5 euros. El peligro reside además en la pérdida durante 2016 de la tendencia alcista nacida en 2009:

7) VOLKSWAGEN:

Junio viene a cerrar trimestre ratificando las dudas del trimestre anterior, donde dejó una pauta trimestral peligrosa desde los máximos marcados en 155 euros:

8) IBEX35:

El propio cierre trimestral de nuestro selectivo es potencialmente peligroso, no sólo por el importante terreno dejado desde los máximos del mismo, sino por el área de transiciones de referencias bajistas problemáticas donde se produce:

9) EUROSTOXX50:

Tras tres buenos trimestres el cierre de junio ha dejado una pauta débil, que aunque no sea teóricamente tan peligrosa como en otros casos antes expuestos, sí confirma en 3650 puntos un importante nivel en el paso de la directriz bajista desde los máximos del año 2000: