Goldman Sachs sube ligeramente el precio objetivo de Acerinox a 11,90 euros desde, aunque mantiene el valor en su lista de venta preferente. Rebaja un ligero 0,9% su previsión de BPA para 2010 y señala que sigue siendo pesimista sobre la capacidad de las compañías de acero inoxidable para seguir subiendo precios de forma sostenida a la vista de las bajas tasas de utilización.