Goldman Sachs ha recortado su previsión para el comportamiento de la economía global por segunda vez en ocho días debido a que cree que Europa tendrá una profunda recesión (-3,6% en 2009). La firma espera que la economía mundial se contraerá un 1% en 2009.