Los precios de la gasolina y del gasóleo continuaron esta semana su tendencia bajista, situándose el litro en 1,052 euros y 0,936 euros, respectivamente, su nivel más barato desde finales de julio, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. La gasolina cayó casi un 0,2% en los siete primeros días, mientras que el precio del gasóleo se redujo un 0,1%.