Gas Natural -Fenosa obtuvo en los nueve primeros meses del año un beneficio neto de 1.115 millones de euros, un 0,1% más que en el mismo periodo del año anterior, pese a contar con una menor aportación de plusvalías por venta de activos que sí tuvieron lugar en el ejercicio de 2011.
El beneficio neto crecería un 22,8% ajustando las plusvalías/minusvalías de las desinversiones realizadas tanto en el mismo período de 2012 como en 2011. Este crecimiento "está basado en la evolución positiva del EBITDA en un contexto macroeconómico exigente y en la disciplina financiera reflejadas en la progresiva normalización del ratio de endeudamiento y la disminución del gasto financiero", cita el informe enviado por la compañía.

El EBITDA consolidado fue de 3.827 millones de euros hasta finales del tercer trimestre de 2012, un 8,1% superior al del mismo periodo del año anterior, a pesar de un entorno macroeconómico, energético y financiero muy exigente, y gracias al adecuado equilibrio entre los negocios regulados y liberalizados en los mercados gasista y eléctrico y a la contribución creciente y diversificada de la presencia internacional.

Todo ello, permitió compensar el estancamiento de la contribución de los negocios en España, condicionados por las desinversiones realizadas durante 2011 y por el impacto del Real Decreto-Ley 13/2012.

Creciente aportación de las actividades internacionales

Las actividades internacionales de la compañía representaron el 42,7% del EBITDA hasta septiembre, frente al 36,3% del mismo periodo de 2011, y aumentaron un 27,2% su aportación al EBITDA consolidado del grupo. Este dato contrasta con la aportación al EBITDA de la actividad en España que hasta septiembre de este año representó un 57,3% frente al 63,7% en el mismo periodo del año anterior.

La deuda financiera neta de la energética alcanzó los 16.935 millones de euros, y situó el nivel de endeudamiento a 30 de septiembre en el 52,9%. Si se descuenta el déficit de tarifa pendiente de recuperar a 30 de septiembre (1.357 millones de euros), la deuda neta se situaría en 15.578 millones de euros, equivalente a un nivel de endeudamiento del 50,8%. El 81,8% de la deuda financiera neta tiene un vencimiento igual o posterior al año 2015 y la vida media de la deuda se mantiene en 4,7 años.

La solidez y el equilibrado perfil de negocio y riesgo de GAS NATURAL FENOSA se reflejó en el éxito de la colocación de dos emisiones de bonos, por un importe total de 1.300 millones de euros, en septiembre y octubre de este año con una demanda que superó en más de seis veces la oferta, a pesar del contexto restrictivo del mercado de capitales y de plazos muy exigentes en términos de liquidez.

Las inversiones de Gas Natural Fenosa alcanzaron los 822 millones de euros, durante los nueve primeros meses del año, con una disminución del 1,2% respecto al mismo periodo del año anterior. España sigue siendo el principal destinatario, con el 63,5% de las inversiones consolidadas. En Latinoamérica, los principales focos de inversión en la región continuaron siendo México, Brasil y Colombia.