Gas Natural asumió hoy la participación de Unión Fenosa en Indra, tras la extinción de la eléctrica como parte de su fusión por absorción con la gasista, según una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).


La disolución por liquidación y transmisión en bloque del patrimonio de Unión Fenosa a Gas Natural convierte a la segunda en titular del 5% que la eléctrica aún mantenía en Indra.

A comienzos de julio, Unión Fenosa cerró un acuerdo con Corporación Financiera Alba para venderle el 10% de Indra por 246 millones de euros. La sociedad compradora es el principal accionista de ACS, que a mediados del año pasado vendió a Gas Natural su 45,3% en Unión Fenosa.

Además, la eléctrica colocó entre inversores cualificados otro 3,013% de Indra, con lo que redujo al 5% su presencia en el grupo tecnológico. En la actualidad, Caja Madrid es el principal accionista de Indra, con un 20%, seguido de Alba (10%), Barclays (5,14%), de Cajastur (5%) y de la propia Unión Fenosa (5%).

Durante el proceso de fusión con Gas Natural, Unión Fenosa aseguró que su objetivo era mantener una participación estable del 5% en el capital social de Indra y, con ello, reafirmar la relación industrial que mantiene con la empresa.

De hecho, la eléctrica citó como prioridad estratégica la necesidad de dotarse de herramientas tecnológicas y de los sistemas de operación adecuados para realizar la integración entre Gas Natural y Unión Fenosa.