Gamesa obtuvo un beneficio de 86 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 70% menos que los 288 millones del ejercicio anterior, cuando el fabricante de aerogeneradores ganó 288 millones gracias a las plusvalías generadas en aquel momento por la venta de la actividad solar.
El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 311 millones, un 11% menos que en los nueve primeros meses de 2008, mientras que el beneficio bruto operativo (Ebit) se contrajo un 17%, hasta 164 millones.

Los nueve primeros meses del año estuvieron marcados por los retrasos en la aprobación de proyectos en España, por la ralentización de la recuperación en Estados Unidos y por una caída de la demanda, que ha compensado diversificando geográficamente el negocio.