Desde que comenzó la semana el futuro muestra un leve sesgo alcista que permite que la serie de precios forme una estructura de mínimos crecientes a corto plazo que ha encontrado resistencia en 2.240
De esta forma el precio intenta corregir la extrema sobreventa acumulada en las últimas semanas y comienza a mostrar ciertos signos de estabilidad.

En este contexto podríamos dar una oportunidad a las posiciones largas desde una perspectiva de trading a corto plazo si el activo es capaz de consolidar la estructura de mínimos crecientes superando la primera resistencia establecida en 2.240. En el caso de que el precio no consiga consolidar por encima de esos niveles y termine por perder la directriz alcista de corto plazo que hoy cotiza en 2.197, la tendencia bajista de fondo ganará fuerza y una vuelta a niveles mínimos de semana, 2.113, parece un escenario plausible.

Futuro Euro Stoxx50 en gráfico 30 minutos