La ministra francesa de Sanidad Roselyne Bachelot anunció hoy que en un año todas las cajetillas de tabaco deberán incluir imágenes "disuasorias" sobre los efectos nocivos que conlleva fumar estos productos, una medida que también prevé implantar España y que ya han adoptado otros países de la Unión Europea, como Rumanía, Bélgica y Reino Unido.