Directivos de France Telecom aseguraron que no se eliminarán empleos en España si prospera el proyecto de oferta "amistosa" sobre el operador escandinavo de telecomunicaciones TeliaSonera, desvelado hoy por el grupo francés. España es uno de los dos países en Europa donde hay redundancias entre los dos operadores, al operar allí Orange, de France Telecom, y Yoigo, de TeliaSonera.
A preguntas de los periodistas en una rueda de prensa telefónica, el director financiero del grupo francés, Gervais Pellissier, aseguró que no hay planes de supresión de empleos en general ni, en concreto, en España. En España, France Telecom tiene unos 3.400 asalariados y TeliaSonera "menos de cien", afirmó, antes de añadir que, aunque haya alguna redundancia, la situación "no parece crítica" y "se podría integrar fácilmente". Pellissier explicó también que combinando las dos operaciones, el grupo seguiría siendo el tercer operador de móviles en España. "No pensamos que sea un problema" para las autoridades de la competencia", recalcó. En una primera reacción, la Junta Directiva del operador escandinavo rechazó hoy el proyecto de oferta "amistosa" de France Telecom por considerar que "infravalora" el potencial de la compañía.