El fabricante estadounidense de automóviles Ford invertirá 400 millones de dólares (284 millones de euros al cambio actual) en sus plantas de ensamblaje y de estampado de Chicago para la producción de la nueva generación del modelo todoterreno Explorer, informó hoy la compañía. Ford señaló que esta inversión permitirá la creación de 1.200 empleos en la planta fabricación de Chicago (Illinois), mediante la creación de un segundo turno de trabajo, y resaltó que la producción de la siguiente generación de este vehículo se producirá en estas instalaciones a partir del último trimestre de este año. La firma indicó que el nuevo Ford Explorer se fabricará en una línea de ensamblaje flexible y se sumará a la producción del Ford Taurus y del Lincoln MKS. De la inversión total que llevará a cabo la empresa del óvalo, 180 millones de dólares (128 millones de euros) se destinarán a actividades de producción, mientras que los 220 millones de euros restantes (156 millones de euros) serán para gastos de ingeniería.