Representantes del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial advirtieron el jueves del aumento del riesgo de una "deflación" por falta de financiación en la economía mundial, aunque confían en que comience a recuperarse "levemente" a partir de 2010. Andy Wolfe, jefe de la dirección México América del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI y su colega Gabriel Di Bella, dictaron una conferencia con evaluaciones, proyecciones y recomendaciones sobre la crisis en el Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización que se desarrolla en La Habana. Según Wolfe, los riesgos de deflación se están incrementando en algunas economías avanzadas y las economías emergentes podrían verse afectadas por la persistente limitación del acceso a la financiación externa.
Wolfe advirtió de que el riesgo de un fuerte incremento de las emisiones de deuda pública podría provocar una "reacción negativa" del mercado y opinó que las condiciones financieras mundiales pudieran mejorarse más rápido de lo previsto con la aplicación de "políticas expansivas". Además, abogó por "la disolución de los bancos insolventes y establecimientos de entidades públicas para absorber los préstamos incobrables".

El especialista Gabriel Di Bella, del FMI, dijo que prevén para 2009 que la economía mundial se desacelere, aunque están "suponiendo una recuperación en 2010".

"Esta recuperación es incierta porque depende de una cantidad de factores. Básicamente de que se apliquen de manera oportuna políticas fiscales, financieras y monetarias expansivas y que se resuelva la incertidumbre en lo que respecta la situación en el mercado de crédito", explicó.