La agencia de calificación crediticia, Fitch, ha rebajado el rating de portugal un escalón, hasta BBB-, con perspectiva negativa. Una calificación que mantiene al país en el rango de 'bono basura'.

La agencia de calificación crediticia ha rebajado el rating de Portugal un escalón, de BBB- a BB+, además con perspectiva negativa.

La calificación BB+ es el primer escalón de los denominados bonos basura, perdiendo el grado de inversión.