La ministra finlandesa de Finanzas, Jutta Urpilainen, dijo hoy que no espera que se llegue a una solución en la reunión del Eurogrupo sobre las garantías bilaterales que pide su país a Grecia a cambio del rescate.

"Seguramente lo negociaremos, pero desafortunadamente no veo que podamos encontrar una solución hoy", indicó en unas declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en la reunión del Eurogrupo, que reúne a los 17 gobiernos que tienen la moneda común.

No obstante, se mostró "optimista" de que "se encontrará una solución que todos podamos aceptar".

La cuestión de las garantías que exige Finlandia a Grecia ha supuesto un nuevo obstáculo para el segundo rescate del país heleno, valorado en casi 160.000 millones de euros, ha suscitado duras críticas por parte de otros países de la eurozona y ha alentado a otros países pequeños a contemplar la misma exigencia.

Fuentes comunitarias reconocieron que las negociaciones no han avanzado en las últimas semanas.

La ministra austríaca de Finanzas, María Fekter, señaló al respecto que se ha llegado al acuerdo de que todos los Estados miembros podrán solicitar garantías, aunque insistió en que se estudia que la concesión de dichos avales tenga un coste para los Estados solicitantes lo suficientemente alto para que no todos los países se sumen a la exigencia de garantías.

También se mostró "muy confiada" en que los gobiernos desembolsarán el sexto tramo de ayuda (8.000 millones de euros) a Grecia, pese a las dudas que pesan sobre el cumplimiento de las reformas y medidas de ajuste a las que se ha comprometido el Ejecutivo heleno.

El ministro griego de Finanzas, Evangelos Venizelos, dijo por su parte que la reunión del Eurogrupo y la posterior cita de los titulares de la cartera de toda la UE es una "gran oportunidad para enviar una señal muy clara de que estamos en el camino de la implementación del plan".

Venizelos agregó que la implementación del acuerdo del 21 de julio, cuando los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona concretaron el segundo rescate de Grecia y la flexibilización del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), "es la única vía para avanzar, no solamente para Grecia sino para toda la zona euro".

El ministro belga de Finanzas, Didier Reynders, explicó que los ministros analizarán el estado de la implementación del acuerdo y el cumplimiento de los compromisos por parte de Grecia y, dado que se trata de una reunión informal del Ecofin, habrá tiempo para hablar del futuro y de las medidas que se pueden tomar para lograr una mayor integración fiscal en Europa.

En este sentido adelantó que la cita del Ecofin servirá seguramente para tratar la cuestión de los eurobonos, cuya realización debería producirse "en un futuro", sostuvo, aunque hoy por hoy es una tarea "muy difícil".