El Ibex 35 despide la sesión con una subida del 1,7%, en los 8.705 puntos. Se inaugura una semana en la que la vista está puesta en la cumbre del próximo viernes pero en la que hoy, tanto Merkel como Sarkozy, han dado un aperitivo admitiendo el castigo a las economías que no cumplan con sus objetivos de déficit. Por el momento, consenso en que no habrá eurobonos. Y sin embargo, es suficiente para que las primas de riesgo se relajen y el euro celebre en los 1,35 dólares las noticias conocidas.
Comienza la semana con las declaraciones de Merkel y Sarkozy como punto de partida. Ni habrá eurobonos y ambos han mantenido la independencia del BCE. Sin embargo, están de acuerdo en castigar a los países que no cumplan sus objetivos de déficit – del 3%- así como la obligación de imponer una “regla de oro” en la Constitución de sus respectivos países. Un anuncio previo a la cumbre del próximo viernes que ha ayudado a relajar las primas de riesgo. La prima de riesgo española a punto de despedir los 300 puntos básicos y con la rentabilidad del bono italiano por debajo del 6%.

Con ello- y con el permiso de Wall Street- no es de extrañar que la renta variable despida la sesión con subidas de más del 1,7%, hasta los 8705 puntos. Alberto Iturralde, responsable de diasdebolsa.com reconoce que ahora el problema está en que “las subidas nos dan un sentimiento contrario porque la tranquilidad llega cuando hemos entrado en una zona de resistencia enorme, en los 8.800 puntos”. Un nivel en el que la sobrecompra es importante y en el que hay que tener mucho cuidado “pues si no se rompe de forma fuerte, nos podemos ir a la baja”. La revalorización se compartió en el resto de índices europeos.

Entre los valores que más subieron de la sesión, Gamesa. Se anotó más del 5% y despidió la sesión en los 3,52 euros. Banco Sabadell subió un 4,5% y marcó en los 2,66 euros su último movimiento. Sacyr Vallehermoso subió un3,6%  y despidió la sesión en los 4,66 euros.

Y a pocos pasos, los bancos. Banco Popular sumó un 2,8% y cerró en los 3,41 euros. BBVA elevó en un 2,7% el precio de su cotización, que mañana comenzará desde los 6,62 euros, mientras que Banco  Santander sumó algo más del 2,5%, hasta los 5,93 euros. Algo más ligeras fueron las subidas que tuvo Caixabank. Al ritmo del 1,7% subió hasta los 3,89 euros. Bankinter elevó en un 1,7% el precio de sus acciones, en los 4,37 euros.

Entre los pesos pesados, también se vieron favorecidos por las compras. Telefónica subió un 1,18% y marcó los 14,11 euros en su último movimiento. Iberdrola sumó un 1,5% en los 5,10 euro en tanto que Repsol elevó en algo más del 1,4% el precio de sus acciones, en los 22,89 euros.

No corrieron la misma suerte los títulos de FCC e Inditex. La constructora se convirtió en el valor más penalizado de la sesión al perder más de medio punto porcentual, en los 20,10 euros. Por su parte, la textil gallega despidió la sesión en los 63.25 euros tras  perder algo más del 0,4% en la sesión.